¡ENVÍOS GRATIS EN COMPRAS SUPERIORES A 1,500 PESOS!

La efectividad del bálsamo CBD, ¿En verdad funciona?

La efectividad del bálsamo CBD, ¿En verdad funciona?

Controlar, disminuir y erradicar el dolor es una de las principales razones por las que las personas se interesan en consumir CBD. Este beneficio, atribuido a la sustancia no intoxicante derivada del cannabis, se destaca en la mayoría de los productos disponibles en el mercado, desde sus envases hasta sus perfiles en internet y páginas web; especialmente los dirigidos a deportistas y atletas expuestos a sufrir golpes y lesiones físicas. 

Pero, ¿son los bálsamos de CBD verdaderamente efectivos para proporcionar el alivio deseado? Vayamos por partes:

En general, las soluciones tópicas de cualquier tipo, por ejemplo los antiinflamatorios no esteroideos como el ibuprofeno, diclofenaco y similares, están disponibles como medicamentos recetados y productos de venta libre. Esto significa que, para que lleguen a los anaqueles y se recomienden al público general mediante publicidad, existe suficiente evidencia de que esta clase de productos funciona para reducir el dolor y aliviar la inflamación y la hinchazón.

Pero frente a la pregunta de si los tópicos realmente “hacen algo”, eso depende del “algo” que pretendas obtener; es decir, el beneficio. Existe amplia evidencia de que pueden ocurrir cambios fisiológicos si la persona que recibe un tratamiento cree que ayudará. Entonces, si crees que una solución tópica te ayudará a contener un palpitante dolor de tendón de Aquiles, tal vez lo haga.

Entonces, ¿Qué pasa con el CDB?

Aunque probablemente el efecto placebo esté detrás de algunos informes sobre la eficacia de los tópicos de CBD; sobre todo porque éstos pueden costar más o menos el doble que los tópicos convencionales, es comprensible que sus usuarios estén más inclinados a creer que funcionarán.

La buena noticia es que, de hecho, existen indicios de eficacia detrás de los tópicos de CBD, independientemente de la creencia de quien lo use. Por ejemplo, un estudio de la Universidad de Kentucky indujo una simulación de artritis en ratas. Luego, la mitad de las ratas recibieron tratamiento tópico con CBD en el sitio de la inflamación durante cuatro días. Después del tratamiento, las ratas tratadas con parecían sentir menos dolor que las otras ratas: retiraban las patas cuando se tocaban con la misma frecuencia que antes de lesionarse. También redujeron significativamente la inflamación, incluida la de las articulaciones y la actividad de las células inmunitarias en el área lesionada. 

Por supuesto, hay que tener en cuenta que este fue un estudio realizado con animales, acompañado de las advertencias habituales. Pero también, que el efecto placebo presumiblemente no existe en ratas.

La explicación habitual de la eficacia potencial de los tópicos de CBD es que, una vez que las sustancias penetran en la capa externa de la piel, se unen a los receptores de cannabinoides (al igual que cuando los aceites de CBD son ingeridos). Se puede pensar en estos receptores como bloqueos en la superficie de las células, que provocan cambios celulares cuando se desbloquean. 

En esta metáfora, los cannabinoides son las llaves de las cerraduras, y esas llaves pueden ser los propios endocannabinoides del cuerpo, los cuales desempeñan un papel en la euforia del ejercicio, o una fuente externa de cannabinoides, como un tópico de CBD.

Lo que sucede exactamente como resultado de este desbloqueo sigue siendo un tema de discusión en los círculos médicos. Es lógico pensar que la reducción del dolor puede resultar de la activación de los mismos receptores de cannabinoides que contribuyen al “subidón” de un corredor. También existe una base teórica para que el CBD reduzca la inflamación al inhibir las mismas enzimas a las que se dirigen los populares analgésicos no narcóticos como el ibuprofeno y el naproxeno.

La realidad es que los tópicos de CBD parecen funcionar mejor para controlar, en etapas tempranas, problemas crónicos de bajo grado con los que viven la mayoría de los atletas de alto rendimiento. La evidencia clínica para respaldar estas afirmaciones probablemente no existirá en un futuro cercano, ya que la mayor parte de la investigación actual sobre el CBD se centra en enfermedades como ataques epilépticos o enfermedad de Parkinson. 

Los estudios sobre, por ejemplo, si un bálsamo de CBD alivia la sensación de espiral oxidada en la inserción del tendón de la corva izquierda no son una prioridad de salud pública, probablemente debido a su baja incidencia.

 

Si estas interesado en Vender CBD en México. Nosotros te asesoramos. Conviértete en Müver hoy y empieza a vender bienestar.

Tu carrito

Te escribiremos pronto. Recibirás novedades pronto