¡ENVÍOS GRATIS EN COMPRAS SUPERIORES A 1,500 PESOS!

5 alimentos que podrían estar ocasionándote estrés

5 alimentos que podrían estar ocasionándote estrés

Desde las demandas cotidianas de trabajo, el paso por avenidas y boulevares atascados de tráfico, las finanzas del hogar y los desafíos inéditos de salud, como los derivados de la pandemia por COVID-19, están exponiendo a prácticamente todas las personas a niveles cada vez más elevados de estrés; tanto así, que sentirse agobiado, presionado y con tensión está convirtiéndose en parte de la normalidad de muchos.

Por supuesto, es normal estresarse un poco de vez en cuando frente a una situación que exige mucho, pero permanecer estresado por períodos prolongados puede tener consecuencias reales y peligrosas para la salud. Este es el principal motivo para iniciar, cuanto antes, a controlar los niveles de estrés. 

Aunque algunos factores estresantes externos, como el trabajo y las relaciones con los demás pueden ser causa de estrés y difícilmente pueden ser controladas de forma unilateral, algunos alimentos presentes en tu dieta diaria también pueden aumentarlo. ¿Lo sabías? Para ayudarte a tener un mejor día a día, te decimos cuáles son los cinco alimentos que deberías evitar: 

  1. Azúcar y edulcorantes: El azúcar es uno de los mayores instigadores de todos cuando se trata de estrés. Cada vez que tu cuerpo experimenta estrés, libera una hormona llamada cortisol. El consumo de azúcares refinados puede hacer que los niveles de cortisol aumenten. La ingesta frecuente y excesiva de alimentos con alto contenido de azúcar también provoca inestabilidad en los niveles de azúcar en la sangre. Cuando el nivel de azúcar en la sangre de una persona aumenta repentinamente, se libera una cantidad excesiva de cortisol, lo que permite que las células usen el azúcar como energía; en consecuencia, los niveles de azúcar en la sangre caen, a veces a un nivel más bajo que antes de comer. Este desequilibrio puede provocar problemas para dormir, disminución de la respuesta inmunológica, dolores de cabeza, antojos de alimentos poco saludables y, sí, también estrés. Así que tanto para prevenir el padecimiento de estrés como para mejorar tu salud en general, evita los dulces, los refrescos, los panes dulces y en general, las bebidas azucaradas. 
  1. Alcohol: Puede sonar un poco contradictorio, pues se tiene la creencia popular de que unos tragos con amigos alivian a cualquiera tras una jornada estresante. Y sí, a primera vista, parece que el alcohol es un destructor del estrés en lugar de algo que lo provoca. Sin embargo, el alcohol aumenta la producción de hormonas que causan estrés y que pueden hacer que te sientas más estresado y ansioso, especialmente cuando tu cuerpo comienza a procesar el alcohol. Además, muchas bebidas alcohólicas contienen azúcar, lo que, como ya vimos, es perjudicial para la salud. 
  1. Cafeína: Para muchos, tomar una o varias tazas de café durante la jornada laboral es un ritual de automotivación. El café nos hace más productivos y despiertos, y algunas personas simplemente no pueden funcionar sin beberlo. La buena noticia es que no tienes que dejar la cafeína por completo para sentirte menos estresado, pero si eres el tipo de persona que bebe varias tazas al día, sin duda deberías reducir un poco la cantidad de café que consumes. La cafeína puede sobreestimular las glándulas suprarrenales del cuerpo, elevando la presión arterial y aumentando la frecuencia cardíaca a niveles no saludables. Ten presente que la cafeína no solo se encuentra en el café, por lo que también debes limitar la ingesta de tés, bebidas energizantes, refrescos y chocolates. 
  1. Harina blanca y carbohidratos procesados: Aunque los carbohidratos refinados en el pan blanco saben mejor que los que se encuentran en el pan integral, no son buenos para ti ni para tus niveles de estrés. La harina blanca puede hacer que los niveles de azúcar en la sangre fluctúen, causando cambios de humor erráticos, además de causar inflamación y presión sobre el sistema digestivo, lo cual es causa de un estrés innecesario.
  1. Sodio: El sodio es bastante difícil de evitar; de hecho, es vital para una buena salud, así que eliminarlo por completo definitivamente no es la idea. Sin embargo, al igual que la cafeína, el sodio tiende a ser un contribuyente clave al estrés cuando se consume en grandes cantidades, pues aumenta la presión arterial y puede provocar hipertensión. La presión arterial alta puede afectar negativamente la respuesta del cuerpo ante el estrés. 

Además de reducir el consumo de los alimentos de la lista anterior, prueba incorporando a tu dieta alimentos ricos en vitaminas B, como las almendras, naranjas, aguacate y avena. También, puedes iniciar una rutina de consumo de suplementos de CBD en cualquiera de sus presentaciones: aceites, gomitas o cápsulas, disponibles en MuvoCBD.

Si estas interesado en Vender CBD en México. Nosotros te asesoramos. Conviértete en Müver hoy y empieza a vender bienestar.

Tu carrito

Te escribiremos pronto. Recibirás novedades pronto